Segundo carrete , 1986


Como en el anterior , una diversidad instrumental apoyo los arreglos y la direccion musical, esta vez a cargo de Jose Miguel Tobar .

En su globalidad , se aprecia en esta grabacion , mayor unidad entre los componentes estrictamente musicales .Un juicio de valor califico su atmosfera musical como "nostalgica , melancolicamente fuera de serie" .(22)

Contiene , en efecto , un cierto estado musical iniciado en el primer carrete , que bien podria interpretarse como un desface en relacion a lo que Schwenke & Nilo estaban haciendo en sus presentaciones personales luego de las adecuaciones instrumentales del 85 .(23)

El mencionado desface puede expilcarse sin dificultad si se tiene en cuenta la procedencia temporal de las canciones registradas en este carrete . Todas ellas , con excepción de Valdivia 1960 y Con datos de la unicef , corresponden al repertorio habitual del duo durante su etapa artesanal . En su selección primo la necesidad de registrar un trabajo ya legitimado entre los seguidores del conjunto , necesidad justificada , ademas , por la inestabilidad de la salud de Nelson durante el periodo de la grabacion .

La mayoria de los arreglos originales estaban echos para cuerdas y a partir de ellos se trabajo con talentoso profesionalismo . Ejemplo de esto ultimo es el resultado obtenido con el arreglo de la cancion Rimas , donde una comoda alianza entre cuerdas y piano alcanza gran calidad armonica , que se vuelve lirica al unirse a la melodia interpretada con suave dramatismo por la voz de Nelson Schwenke :

"... En donde estas amada mia
mientras escribo amada mia
estas acostada con otro amada mia
pensando en el futuro amada mia
mientras yo te insulto amada mia
tu tambien insultas amada mia
en el hueco de otra oreja amada mia
pensando en el pasado amada mia
pensando en mi amada mia
en donde estes..."


(de Rimas , 1980)

Con este poema , que data de 1976 , nelson hizo algo muy bueno : compuso las dos siguentes estrofas de la cancion recurriendo al sencillo expediente de alterar el orden de las dos siguentes estrofas de la cancion produciendo asi , nuevos efectos e imágenes nuevas , algo que Chico Buarque habia echo con tanta belleza en su celebre tema la contruccion . Rimas es la unica de nuestras canciones cuyo texto procede de otra epoca , poema compuesto como tal para ser leido y que fue publicado en una efimera revista de literatura (24) de donde Nelson lo rescato de su inexorable olvido para darle vida en otra dimension .

Nelson vivio toda la fase de planeamiento , arreglos e incluso grabacion de las bases musicales del segundo carrete , con la mente puesta en radiografias , analisis de orina , de sangre , de jugo gastrico ; con los ojos fijos en el cielo raso de piesas de hospital , con el cuerpo saturado arriba de las camillas rodantes ; con los bolsillos desfondados , acaso rotos por siempre :

"...Estos dias se van como un tren 
y ya no distingo el pan de ayer
mis cabellos renuncian a estar 
de pie sobre un craneo que envejece.
Voy y vuelvo siempre a este lugar 
Y nunca se bien donde estoy .
Todo va girando hacia el final .
Nada es tan firme como ayer..."

(de Mi Confesion,1980)

El dia 19 de enero de 1987 , estando en la posta central aguardando el resultado de una operación que acababan de practicarle a nelson , se abrio de repente , la puerta de un asensor , de donde vi que Marcelo Nilo salia de espaldas , un poco inclinado , como si tratase de sacar algo desde adentro . Era la camilla , con Nelson recien operado , que habia atascado una de sus ruedas en la estria de las correderas . Confieso que nunca habia visto a los Schwenke & Nilo en actuacion tan dramatica . Me acerque para ayudar . El Nilo me vio , solto la camilla y ambos nos dimos un abrazo , emocionados , nerviosos . "¿podrian apurarse los huevones? Murmuro el Schwenke , un poco adormilado aun por los efectos de los sedantes . Observe que traia puestos un par de audifonos y que sujetaba con cierta dificultad un walkman sobre su pecho . Le pidio a Marcelo que me los instalara :

"...fue cierto o tal vez un mal sueño ,
o una pesadilla , tan solo un mal momento .
Se apago el canto de la aves , 
El ronquido maternal de los lanchones .
Donde quedaron las sinfonias 
De los martillos sobre el metal .
Todas las fraguas estan inertes 
Como el obrero que las movio..."

(de Valdivia 1960 , 1981)


Se oian unos cornos ahí que me dejaron lona , mareado de alegria en un momento particularmente jodido , para el , en primer termino , que no necesitaria nunca el tener que autoinferirse heridas en el pellejo para asumir el sufrimiento ; para Marcelo , quien , con actitud de gemelo , asumia como propio ese dolor ; para su familia , nuevecita hermosa , expandiendose recien ; para sus amigos , todos quienes hemos participado en esta locura comunitaria de contarle y cantarle lo nuestro a los nuestros .

Mientras Franca y marcelo empujaban la camilla hacia la sala de recuperacion , el carrete giraba con movimiento seguro en el interior del personal . el Schwenke aumento el volumen . Me guiño un ojo , sonrio .


"...Estoy alerta en esta noche 
por la mañana que vendra .
Dicen que viene por las montañas 
con su carreta de carbon . 
Viene del bosque de angachilla ,
Viene a darnos su calor .
Viene descalza , viene desnuda
Es la mañana del amor .
Viene bajando el Calle-Calle 
Hasta la calle Libertad..."

(de Valdivia ,1981)

          
 
 
 
 
 
 
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(22)Luisa Ulibarri , en revista mundo , pp 74 , mayo de 1987. 
 
 
 







 
                 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

(23)"existe una incongruencia importante entre lo que se produce y lo que se puede registrar en terminos profesionales . pero ello es no es imputable a nuestras responsabilidades . El desface obedece a causas estrictamente comerciales que dicen relacion con la capacidad real de las editora para crear un verdadero mercado musical , un espacio en el cual promover lo que en realidad se esta produciendo" . Marcelo Nilo , en entrevista en Radio los Torreones . Valdivia , marzo 1987. 
 
 
 
 









 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

(24)La revista la llamaba Andres Bello y circulaba con el diario el Mercurio, Julio 1978