Lo que pasa es que no puedes olvidarte de la Susy

 

Ya sé que le haces asco a la metafísica.
Por eso te carga mirar esas estrellas
que picotean los vidrios de tu ventana
cuando apagas la luz a las 2,27
después de leer la penúltima "Mafalda".

Lo que pasa es que no puedes olvidarte de la Susy
que con su boca te hacía ver estrellas
que a ella misma se le salían de la boca
cuando la abría como ventana que da al océano
para cantar.

Por eso le haces asco a ese planeta
que se alejó de tu área de influencia
para ser ahora un punto de luz
en el cielito de tu pieza
cuando te quedas solo y oscuro a las 2,27
pensando en el Guille y la Mafalda